MCA 971 452 461   |   ZGZ 976 239 501   |   TGN 977 250 871

El blog de los arquitectos técnicos

Reportajes 18/03/2022 14:22:32

consejos disminuir consumo energia

Ante la escalada desmesurada de los precios de la energía provocada como consecuencia de la invasión de Ucrania por parte de Rusia y al objeto de seguir las directrices dictadas por las instituciones europeas fomentando el ahorro de energía, desde Obrascongarantia.com recogemos una serie de consejos para la disminución del consumo de energía en los edificios y así permitir ahorrar energía en estas últimas semanas de invierno.

¿Qué puedo hacer para disminuir el consumo de energía?

 

1.- Utiliza la calefacción en tu hogar únicamente cuando sea necesaria y haya presencia de personas.

Se recomienda utilizar únicamente la calefacción de los edificios cuando haya presencia de personas y sea necesaria por existir una baja temperatura exterior.

Ante la creencia generalizada de que es más recomendable mantener una temperatura siempre estable en la vivienda, los expertos en edificación recomiendan apagar la calefacción o la producción de calor siempre que no sea estrictamente necesaria, ya que de este modo se ahorra mucha energía por pérdidas de calor con el exterior o en la red de distribución.

Se recomienda también apagar la calefacción siempre por la noche, ya que la temperatura por la noche en dormitorios debe de ser unos 3 o 4 ºC más baja que la temperatura en las estancias diurnas.

 

2.- Programa la calefacción a un máximo de 22ºC.

El Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios establece un rango de temperatura en invierno de 21º C a 23º C y entre un 40 % y un 60 % de humedad. Se recomienda no sobrepasar nunca la temperatura de termostato de 22ºC y si es posible mantenerla a 21º C.

Es conveniente recordar que por cada grado que se baja la calefacción se disminuye el consumo de energía aproximadamente un 8%, lo cual dados los precios actuales, es un hecho a tener muy en cuenta.

 

3.- Desecha el termostato de ruleta y sustitúyelo por un termostato digital.

Está muy extendido el uso de los termostatos analógicos de ruleta. Se recomienda la sustitución de estos por termostatos digitales, ya que la mayor precisión y funcionalidades de programación de estos últimos hacen que se pueda conseguir ahorrar hasta un 20% de la energía disfrutando de un confort similar.

 

4.- Permite que el sol entre en tu vivienda.

Aprovecha las horas de sol que te ofrece el día. Evita obstáculos que impidan su entrada, cortinas, persianas, etc.

Lo mejor es intentar que el sol entre de forma directa a nuestra vivienda. Ya que cuando los rayos del sol entran a través de un cristal se produce el llamado efecto invernadero. El efecto invernadero, es un fenómeno físico muy interesante que hace que cuando la radiación solar penetra a través de un vidrio entra casi toda la energía, pero no deja que se escape casi nada de esta radiación, produciéndose de este modo una ganancia continuada de calor en el interior. Además, calienta los paramentos interiores de la vivienda que hacen que se pueda disfrutar de una sensación mucho más confortable, ya que el confort al cuerpo humano lo proporciona principalmente la radiación.

 

5.- Consigue que tu edificio o vivienda tenga un buen aislamiento térmico.

La mejor solución para evitar que el frío incida en el interior de las viviendas es aislar térmicamente nuestro hogar y mejorar así la eficiencia energética. Lo ideal es prevenir estas temperaturas, y también las más extremas del verano, realizando la reforma pertinente que mejore nuestro aislamiento sobre todo en paredes, tejados, suelos y ventanas. Algunas de estas ejecuciones no requieren de grandes obras y no suponen un gran desembolso económico, pero sí repercuten muy positivamente en el confort de nuestra vivienda, como por ejemplo la sustitución de carpinterías o incluso el sellado de los contornos y cierres de puertas y ventanas si detectamos infiltraciones de aire.

Además, en las próximas semanas se van a publicar las convocatorias de ayudas en los fondos Next Generation para rehabilitación de edificios y viviendas, con unas cantidades muy interesantes para ayudar a los ciudadanos a mejorar el aislamiento de sus viviendas. En los Colegios de Aparejadores y Arquitectos Técnicos se va a instalar una oficina de rehabilitación a modo de ventanilla única para ayudar a todos los interesados a tramitar estas ayudas para la rehabilitación.

 

6.- Ventila la vivienda en las horas más favorables del día.

Se recomienda aprovechar las horas más fuertes de sol para no bajar demasiado la temperatura de nuestro hogar. Ventilar es necesario y debe convertirse en una costumbre, ya que los estudios respaldan que las concentraciones excesivas de CO2 pueden ser nocivas para los habitantes, ya que el dióxido de carbono es un gas inodoro, incoloro e insípido, no es tóxico, pero sí puede llegar a ser asfixiante por desplazamiento del oxígeno en concentraciones muy elevadas.

Además, con la pandemia de COVID-19 que hemos sufrido, la presencia de aerosoles en mayor concentración está relacionada con una mayor concentración de CO2 en el ambiente interior de los edificios.

Pero a pesar de la importancia de la ventilación, es necesario realizarla perdiendo la menor cantidad posible de energía.

 

7.- Sustituye la iluminación antigua de la vivienda por luminarias tipo LED.

En muchas ocasiones la iluminación supone un consumo energético nada despreciable. Sin embargo, las nuevas luminarias tipo LED tienen un consumo hasta un 60% menor que otros tipos de iluminación más tradicionales. Se recomienda sustituir toda la iluminación del edificio, por iluminación de bajo consumo.

 

8.- Utiliza correctamente los electrodomésticos.

Recuerda que utilizar los electrodomésticos de manera eficiente, también en invierno, es fundamental para gastar menos en la factura de la luz. Se recomienda llenar la lavadora y el lavavajillas todo lo posible, utilizar el modo ecológico o aprovechar el calor residual para terminar de cocinar. También se recomienda abrir la nevera únicamente lo necesario y descongelar alimentos dentro de la propia nevera, ya que ayudan a reducir el consumo de este electrodoméstico que es el de mayor consumo anual en las viviendas.

 

9.- Ojo a los consumos fantasma o standby.

El consumo en modo standby es el consumo de los aparatos que tenemos conectados a la red eléctrica y que siguen consumiendo aun estando apagados, únicamente por estar conectados. Esta potencia consumida, aunque depende de casos, puede cifrarse en unos 5 W por elemento. Para solucionar este problema conviene instalar los equipos en regletas con interruptor y apagar dicho interruptor cuando el equipo no esté encendido. Este gesto puede ayudar a ahorrarnos más de 60 €/año.

 

¿Quieres que te ayudemos?

Quieres mejorar tu hogar instalando aire acondicionado, calefacción...; o cambiar la instalación eléctrica, de agua o de gas porque es muy antigua; o quizás quieres conseguir reducir la factura de la luz y gas a través de un proyecto de eficiencia energética.

Confía el incremento de la eficiencia energética de tu vivienda a un arquitecto técnico. Nuestros técnicos profesionales te asesorarán sobre cuáles son las soluciones más adecuadas en cada caso y harán que la reforma de tu vivienda sea todo un éxito.

En Obras con Garantía ponemos a tu disposición más de 250 profesionales colegiados que te ayudarán en todo lo que necesites.

Contamos, además, con la garantía del correspondiente Colegio Profesional de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación y con más de 1.000 clientes satisfechos que pueden hablar por nosotros de su experiencia.

Haciendo clic en este enlace  accederás a más información sobre reformas en tu vivienda. Además, podrás pedir hasta 3 presupuestos gratis de profesionales altamente cualificados de tu zona. Compara ofertas, valora a los técnicos y elige el mejor presupuesto.


Seguir leyendo
Reportajes 25/02/2022 10:13:26

instalacion placas solares fotovoltaicas mallorca tarragona zaragoza

Actualmente, son pocas las personas que no están preocupadas por las incesantes subidas del precio de la electricidad que se traducen, inevitablemente, en incrementos de las facturas eléctricas que pagamos en nuestros hogares.

Es una de las razones por las que cada vez más personas se interesan por las instalaciones fotovoltaicas para cubrir todo o parte de su consumo de energía eléctrica.

Si estás interesado en colocar placas fotovoltaicas en casa te explicamos cuáles son las diferentes características y requerimientos para una instalación de este tipo. Además, te explicamos los distintos tipos de instalaciones fotovoltaicas que puedes escoger para tu hogar, ya sea una vivienda unifamiliar o parte de un edificio de pisos.

 

Tipos de paneles fotovoltaicos

Los paneles solares fotovoltaicos para uso doméstico más habituales pueden ser de dos tipos. Dependiendo de la pureza del silicio utilizado en su fabricación pueden ser monocristalinos o policristalinos.

Los paneles monocristalinos son los de mayor pureza y por tanto mayor rendimiento, llegando hasta el 20%. También tienen un coste mayor.

Los paneles policristalinos, al tener una menor cantidad de silicio, tienen rendimientos algo inferiores, en torno al 16%, pero son los más extendidos actualmente en el mercado, ya que tienen precios más asequibles para el consumidor.

 

¿Cuál es la mejor orientación e inclinación de los paneles solares?

 

Dependerá de diferentes factores, como pueden ser el lugar donde se halle nuestra casa o la época del año en la que queremos conseguir un mayor rendimiento energético de nuestra instalación fotovoltaica. La orientación y la inclinación con la que instalemos nuestros paneles fotovoltaicos estará ligada a la localización de nuestra vivienda.

La orientación óptima de los paneles obedecerá a la latitud y podrá ser sur o norte. En el caso de una vivienda en España, será generalmente orientación sur por encontrarnos en el hemisferio norte.

La inclinación óptima de nuestras placas dependerá de más factores: de la latitud en la que se ubica nuestro hogar, de la época del año en la cual más uso queremos hacer de ellas y de si disponemos de un grupo electrógeno propio.

Lo que buscamos con una orientación y una inclinación óptimas de nuestros paneles es colocarlos lo más perpendicularmente posible ante los rayos solares. Así conseguiremos obtener el máximo de energía solar posible.

Si nuestro objetivo es producir la mayor energía durante el invierno deberemos situarlos lo más verticales posible (entre 45º y 50º). Si, por el contrario, lo que buscamos es maximizar la producción durante el verano, buscaremos inclinaciones casi planas (entre 15º y 20º).

Finalmente, y como recomendación para la mayoría de instalaciones en las que se busca un equilibrio entre los meses más fríos y los más cálidos del año, buscaremos inclinaciones que oscilen entre 30º y 40º.

Tanto para la inclinación como para la orientación, lo primordial es que un técnico con experiencia haga un estudio y decida cuál es la mejor forma de instalar este tipo de sistemas.  También te informará de si requerirán de una estructura adicional para optimizar la captación solar.

 

Modalidades de instalaciones solares foltovoltaicas

Las instalaciones fotovoltaicas pueden estar aisladas o conectadas a la red eléctrica (autoconsumo). Entre las conectadas a la red podemos escoger de diferentes tipologías.

  • Instalación aislada: es la que no se encuentra conectada a la red eléctrica y, por tanto, la energía producida debe consumirse en el mismo punto en el que tenemos nuestras placas. En este tipo de instalación debemos incluir un inversor cargador, un grupo electrógeno y baterías para recoger energía que podamos usar en los momentos del día en los que no haga sol.

 

  • Instalación conectada a la red eléctrica:
    • De autoconsumo acogida a compensación. Es la que utiliza los excedentes de energía que generamos con nuestra instalación y que no consumimos. Esta energía sobrante pasa a la red eléctrica general y, a cambio, recibimos una compensación económica.
    • De autoconsumo con acumulación en baterías. En este caso el excedente de energía se conserva en una batería para consumirla cuando nuestra instalación no pueda generarla por falta de luz solar. Si agotamos la energía acumulada en la batería utilizaremos la que nos aporta la red a la que estamos conectados.
    • De autoconsumo sin excedente. Este tipo de instalaciones no inyecta ningún tipo de energía a la red eléctrica, sólo produce la que el usuario necesita ya que dispone de un mecanismo que impide la generación de energía más allá de la que estemos consumiendo en un momento dado.

 

¿Quieres que te ayudemos?

A la hora de colocar paneles solares fotovoltaicos que te permitan conseguir un consumo energético más sostenible y, a la vez, ahorrar en tu factura de la luz, es importante escoger los profesionales que nos ayudarán a elegir la instalación que más se adecúe a nuestras necesidades y establezcan la orientación e inclinación más adecuada para obtener el mayor rendimiento y eficiencia energética.

Confía la instalación de tus paneles solares a un arquitecto técnico. Nuestros técnicos profesionales te asesorarán sobre cuáles son las soluciones más adecuadas en cada caso y harán que tu inversión sea todo un éxito.

En Obras con Garantía ponemos a tu disposición más de 200 profesionales colegiados que te ayudarán en todo lo que necesites.

Contamos, además, con la garantía del correspondiente Colegio Profesional de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación y con más de 1.000 clientes satisfechos que pueden hablar por nosotros de su experiencia.

Haciendo clic en este enlace accederás a más información sobre el aislamiento ecológico y otras reformas en tu vivienda. Además, podrás pedir hasta 3 presupuestos gratis de profesionales altamente cualificados de tu zona. Compara ofertas, valora a los técnicos y elige el mejor presupuesto.


Seguir leyendo
Reportajes 14/12/2021 08:20:30

aislamiento termico casa

La situación que encontramos actualmente en relación con la eficiencia energética es controvertida. Nos encontramos un parque inmobiliario especialmente deficitario y unos propietarios sin interés en mejorar la eficiencia energética de sus viviendas. Una situación que la Administración quiere romper mediante un ambicioso plan de ayudas económicas a la rehabilitación.

Es imprescindible concienciar a los propietarios de que la eficiencia energética es un aspecto muy importante y que les aportará unos beneficios individuales a medio y largo plazo como: el ahorro en la factura energética, la mejora del confort y la posible revalorización de los inmuebles. Pero nos encontramos con que mejorar las condiciones energéticas de nuestro edificio no es en ningún caso una prioridad para los propietarios.

Informes realizados por el Consejo General de la Arquitectura Técnica (CGATE) nos dicen que “la eficiencia energética es uno de los factores menos relevantes en la toma de decisión para la adquisición de una vivienda, y está muy por detrás de otros como el precio, ubicación o superficie, y que casi el 70% de los propietarios manifiesta que no invertiría en su casa para reducir el coste de sus facturas energéticas”.

Por su parte, el aislamiento de las viviendas es inexistente o muy deficiente en casi 24 millones de viviendas, más del 91% del parque de edificios. Y las ventanas tienen una antigüedad superior a 11 años en un 63% de las viviendas. Es imprescindible considerar el alto coste medioambiental que representa todo este desperdicio de energía, procedente aún mayoritariamente de las fuentes tradicionales.

Lo cierto es que la rehabilitación energética no parece aportar una “satisfacción” inmediata. Aunque globalmente mejoramos significativamente las prestaciones de nuestra vivienda, rehabilitarlo con criterios de eficiencia energética puede parecer que no es “necesario”.

Pero desde un punto de vista exclusivamente económico, mejorar las características térmicas de un edificio supone una reducción, en muchos casos, de hasta un 50% del gasto que le destinamos a consumo de energía.

Cuando intervenimos en la envolvente del edificio conseguimos mantener una temperatura interior mucho más estable, sin saltos térmicos, se eliminan las humedades interiores producidas por la falta de aislamiento térmico y paralelamente mejoramos el aislamiento acústico.

Encontramos una realidad del parque de viviendas deficiente o muy deficiente, con un ámbito de actuación muy alto, pero que los propietarios no consideran prioritario. Para intentar modificar esta situación, las ayudas a la rehabilitación planteadas irán dirigidas a promover tres aspectos básicos: la mejora del aislamiento, la mejora de la eficiencia de las instalaciones y fomentar la generación renovable.

Es primordial en primer lugar, la reducción de la demanda. No hay más ahorro de energía que aquélla que no se necesita. Las medidas pasivas que reducen la demanda de energía son las más eficaces y duraderas en el tiempo.

La demanda de energía en un edificio se puede reducir con diversas estrategias, la más eficaz es la incorporación y/o aumento del aislamiento térmico de la envolvente, pero hay otras como la reducción de puentes térmicos, la sustitución de carpinterías exteriores o la incorporación de sistemas de control solar.

Reducida la demanda, la mejora del rendimiento de las instalaciones y equipos sería el segundo paso, evitando aquellos combustibles más contaminantes, incorporando nuevas tecnologías y maquinaria de última generación.

Finalmente, una vez tengamos una demanda baja de energía y un rendimiento óptimo de las instalaciones, el tercer objetivo sería intentar conseguir que el pequeño gasto energético resultante fuera cubierto mayoritariamente mediante energías alternativas y renovables, como la energía solar, tanto térmica como fotovoltaica, la aerotermia o la geotermia, entre otros.

En primer lugar y como hemos visto antes, para garantizar unos resultados satisfactorios, es necesario contactar con un técnico que haga un estudio previo y ofrezca una solución completa: asesore sobre la viabilidad de la solución propuesta, su eficacia, otras alternativas posibles, que efectúe una estimación de los ahorros obtenidos, etc.

En cuanto a los criterios económicos, es importante valorar la posibilidad de aprovechar la realización de obras de reparación o de mantenimiento en la fachada, en la cubierta o en las medianeras, para incorporar un aislamiento térmico, ya que ello reducirá el coste final de las obras.

La viabilidad de una propuesta de mejora de la eficiencia energética de las viviendas no depende sólo de sus propias características, sino también, y muy importante, del uso que se haga de los sistemas de calefacción y/o refrigeración, puesto que es necesario una participación activa y responsable de los usuarios.

La orientación del edificio y el número y dimensión de las ventanas y balconeras es un factor determinante como las características de las fachadas, la cubierta o las instalaciones de calefacción que se utilizan.

La eficacia y el rendimiento de la rehabilitación con criterios de eficiencia energética es proporcional a su alcance. Esto significa introducir un aislamiento térmico en la fachada, pero también en las medianeras, los patios y la cubierta. Es importante sustituir ventanas y balconeras cuando las que tenemos no están en buen estado. Las instalaciones, colectivas o individuales, deben ser eficientes y debemos utilizarlas adecuadamente.

 

¿Cómo reducir la demanda de energía?

Actualmente el mercado ofrece multitud de productos y sistemas para incorporar un aislamiento térmico en un edificio existente. Podemos aislar por el exterior del edificio, por el interior de la vivienda y, si existe, por inyección en la cámara de aire de la fachada. Los materiales se encuentran en forma de placas, mantas o espumas.

El aislamiento debe aplicarse a todos los cerramientos en contacto con el exterior: las fachadas, las medianeras, los patios y la cubierta. Y, también, a los cierres interiores que limitan con zonas comunes del edificio.

 

Situar el aislamiento por el exterior del edificio

Éste es un sistema especialmente adaptado para las obras de rehabilitación y que ofrece las mejores prestaciones en orientaciones con mucha radiación solar. Térmicamente, el aislamiento por el exterior, aprovecha la inercia térmica del cierre, acumula y regula el calor.

Como hemos visto, no se puede evaluar económicamente una propuesta si no se contextualiza en un determinado escenario. Las características de la fachada, la orientación del edificio o la superficie de ventanas y balcones determinarán las prestaciones finales. Sin embargo, esta solución es la que ofrece un tiempo de recuperación más bajo, alrededor de los 10 o 12 años, si se utilizan materiales con un grosor que oscile entre los 7 y 8 cm.


Situar el aislamiento por el interior de la vivienda

Térmicamente, situar el aislamiento por el interior de la vivienda, favorece la sensación de confort al igualar en poco tiempo la temperatura del ambiente interior con la superficie interior del cerramiento. La sensación de confort está directamente relacionada con la diferencia de temperatura entre la temperatura interior ambiente y la de la superficie del cierre. Con una misma temperatura interior, si la diferencia es alta, la sensación de desconfort es más acentuada.

Contrariamente a la solución por el exterior, la solución interior es más recomendable en climas fríos o fachadas con una baja insolación, porque en estos casos la masa térmica del muro de la fachada es poco efectiva.

Situar el aislamiento por el interior resuelve fácilmente el problema de los puentes térmicos en las jambas y dinteles de las ventanas, y nos permite no tener que sustituir las ventanas. No soluciona el puente térmico provocado por suelos y techos en contacto con la fachada.

Este tipo de intervención puede aplicarse individualmente a cada vivienda. Esto significa que es una solución si la comunidad de propietarios no llega a un acuerdo. Tampoco requiere sistemas auxiliares para la ejecución de las obras, ni condiciona el aspecto visual de la fachada.

Al situar el aislamiento por el interior se modifica el aspecto interior de los cerramientos y deben modificarse las instalaciones, interruptores y radiadores, que ocupan el cerramiento. El acabado puede ser tradicional o con sistemas de cartón yeso. Aún así se pierde al menos unos 10 cm de espacio interior.

Obviamente en este caso, sí existe interferencia con las personas usuarias de la vivienda en el momento de la ejecución de las obras y habrá que hacer reparaciones de acabados interiores afectados por las obras. Como antes, este tipo de solución es recomendable si queríamos renovar el interior de la vivienda.

Económicamente, el tiempo de recuperación es superior, sobre los 20 años, con espesores de entre 7 y 8 cm. En este caso, se suma al coste de la rehabilitación energética el de la rehabilitación de la vivienda.


Incorporar el aislamiento en la cámara de aire

En edificios construidos entre los años 60 y los 80, el cerramiento de fachada a menudo está formado por dos hojas entre las que se dispone una cámara de aire inicialmente vacía que cumple la función de protección térmica del edificio.

Las cámaras de aire corrientemente utilizadas suelen tener un grosor que oscila entre 6 a 14 cm según las combinaciones de los diferentes formatos de los ladrillos disponibles en el mercado.

Este sistema no es recomendable para la ejecución de obras de rehabilitación si no puede garantizarse la continuidad de la cámara de aire. La cámara no es accesible y habitualmente presenta obstrucciones producidas por escombros, suciedad y otros elementos que dificultan la correcta instalación in situ mediante la inyección de materiales aislantes en el interior de la cámara.

A su vez las fachadas construidas con muros de doble hoja presentan múltiples interrupciones de la cámara de aire: pilares, ventanas, techos, etc. Por ello, esta solución debe complementarse con otros sistemas que colaboren en reducir el impacto de las heterogeneidades y poder garantizar la continuidad del aislamiento.

Para poder realizar la inyección de la espuma es necesario que la hoja exterior sea resistente. Es recomendable sólo en muros de ladrillo macizo o agujereado y en ningún caso si se trata de tabiques de espesor inferior a 10 cm.

Térmicamente ofrece un comportamiento similar a situar el aislamiento por el interior de la vivienda y puede aplicarse desde el interior o el exterior, con las mismas ventajas e inconvenientes que hemos visto antes: la utilización de medios auxiliares y las molestias para los ocupantes de la vivienda.

Es muy importante si se incorpora el aislamiento a la cámara que se realice una supervisión esmerada del cierre para garantizar la continuidad de la cámara y la inexistencia de fisuras importantes en el muro exterior de soporte. También requiere un control de calidad esmerado del proceso de inyección y el resultado final.
La inyección de espumas aislantes en la cámara de aire del muro, como en el caso del aislamiento por el interior, puede producir la aparición de condensaciones en la cara interna de la cámara. Pero en este caso, al ser inaccesible, es más difícil solucionarlo.

 

Ventanas y balconeras

Las ventanas y balconeras desempeñan un papel fundamental en el funcionamiento térmico y de confort de las viviendas. Son elementos de captación solar directa, de ventilación y luz natural, todos ellos condiciones básicas para la habitabilidad de las viviendas.

Por todo ello, sustituirlas cuando se encuentran en mal estado o sus prestaciones no son las adecuadas, es, desde un punto de vista energético y de confort, muy importante.

En ningún caso debemos olvidarnos de las persianas, celosías, lamas o toldos que actúan como protecciones solares. Nos ayudan a controlar la entrada de la radiación solar directa y las ganancias térmicas en el interior de la vivienda, interponiéndolas o no según las necesidades. Son imprescindibles especialmente en verano, evitando el sobrecalentamiento.

En el mercado podemos encontrar múltiples sistemas, materiales y rendimientos en carpintería para ventanas y balconeras, en función de nuestras necesidades. A su vez, deben considerarse los tres elementos por separado: marco, vidrio y protección solar. La elección de una u otra, en el caso de una rehabilitación energética, debe tomar esencialmente en consideración las prestaciones térmicas y acústicas de la carpintería. Se estima que para llegar a las exigencias solicitadas, y si se quiere solicitar una subvención, deben colocarse cristales como mínimo del tipo doble con cámara de aire de 4/12/4 mm.

Si se considera la posibilidad de solicitar una subvención para la sustitución de ventanas, éstas deben satisfacer determinadas exigencias de calidad:

  • Las carpinterías nuevas deben tener el marcado CE, garantía de que el material cumple unas determinadas condiciones técnicas.
  • Si las carpinterías son metálicas, de aluminio o acero, deben tener rotura del puente térmico.
  • Si las carpinterías nuevas son de madera tendrán que ser de madera de procedencia controlada o bien con marcajes PEFC o FSC, garantías internacionales de procedencia controlada.
  • En caso de carpinterías de madera en las que se mantenga el marco y se sustituya el vidrio para conseguir la transmitancia requerida, se subvencionará la renovación del vidrio y la adaptación del marco.
  • Si las protecciones solares se renuevan deben mejorar la eficiencia energética de la apertura renovada.
  • Si existe una caja de persiana, su tapa interior deberá tener una transmitancia inferior o igual a 1,3 W/m2K.
  • Los agujeros por el paso de cintas y manubrios deben tener algún tipo de sellado del paso del aire.

 

¿Quieres que te ayudemos?

A la hora de realizar una reforma que nos permita, reducir las emisiones de CO2, ahorrar energía y mejorar el confort de nuestro hogar es muy importante elegir a profesionales que nos ayuden a escoger los materiales adecuados y lleven a cabo las actuaciones pertinentes.

Confía en la rehabilitación de tu vivienda a un arquitecto técnico. Nuestros técnicos profesionales te asesorarán sobre cuáles son las soluciones más adecuadas en cada caso y harán que la reforma de tu vivienda sea un éxito.

En Obras con Garantía ponemos a tu disposición más de 250 profesionales colegiados que te ayudarán en todo lo que necesites.

Contamos además con la garantía del correspondiente Colegio Profesional de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación y con más de 1.000 clientes satisfechos que pueden hablar por nosotros de su experiencia.

Haciendo clic en este enlace accederás a más información sobre rehabilitación energética y otras reformas en tu vivienda. Además podrás pedir hasta 3 presupuestos gratis de profesionales altamente cualificados de tu zona. Compara ofertas, valora a los técnicos y elige el mejor presupuesto.


Seguir leyendo
Reportajes 02/11/2021 10:48:57

amiant

Uno de los retos más importantes a los que nos enfrentamos en este siglo XXI es, sin duda, la reducción de la dependencia energética de los combustibles fósiles y la de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

Los edificios, ya sean viviendas, oficinas, escuelas, hospitales, teatros u otros, son responsables del 40% del consumo energético de la UE. Por esta razón, la reducción del consumo y el uso de energía procedente de fuentes renovables en el sector de la edificación, constituyen una parte fundamental de las medidas necesarias para reducir la dependencia energética y las emisiones de gases de efecto invernadero

Pese a ello, muy pocos inmuebles en España han acometido reformas para reducir el consumo energético. Eso significa que gran parte de la energía consumida se malgasta. De hecho, actualmente, más de la mitad de las viviendas construidas tienen deficiencias graves en eficiencia energética, tal y como se indica en el Informe de rehabilitación publicado por el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España. Del resto, solo una mínima parte cumple con los requisitos energéticos establecidos por el ya obsoleto DB HE 2013.

Es el momento de ponerse las pilas. La Agencia Internacional de Energía (AIE) estima que las emisiones directas de CO2 de los edificios deberían reducirse a la mitad para 2030.

Es el momento perfecto para plantearse una reforma o rehabilitación que permita ser más sostenibles con el planeta y más eficientes energéticamente. Los fondos europeos de recuperación que llegan a España y que se ponen en circulación en este 2021 son una gran oportunidad para mejorar nuestro hogar.

Los dos reales decretos recientemente aprobados por el Gobierno de España recogen las normas para movilizar 5.520 millones de euros destinados a la rehabilitación del parque residencial español y a la construcción de vivienda para el alquiler asequible.

Entre otras cosas, se desarrollan programas de rehabilitación para la recuperación económica y social en entornos residenciales (barrios, edificios y viviendas), que serán gestionados por las comunidades autónomas, o deducciones en el IRPF para actuaciones en vivienda habitual y edificios residenciales:

  • 20% por reducir un 7% la demanda de calefacción y refrigeración.
  • 40% por conseguir un ahorro del 30% en el indicador de consumo de energía primaria o mejorar la calificación energética alcanzando las letras A o B.
  • 60% cuando la actuación alcance al conjunto del edificio y se consiga un ahorro del 30% en el indicador de consumo de energía primaria o se mejore la calificación energética del edificio alcanzando las letras A o B.

Para las ayudas que gestionarán las comunidades autónomas hay consignadas para la anualidad 2021: 186 millones de euros en Cataluña, 33 en Aragón y 28 en Baleares. Se podrán pedir ayudas para todo este tipo de obras subvencionables siempre que se hayan realizado con posterioridad al 1 de febrero de 2020.

Esta importante inversión pública ayudará a la transformación de nuestro anticuado parque edificado, pero no olvidemos, también, que mejorar las características térmicas de nuestra vivienda nos ayudará a ahorrar en nuestra factura eléctrica. Con un buen aislamiento o la sustitución de ventanas, disminuye, en muchos casos, hasta un 50% el gasto en calefacción y aire acondicionado.

En cualquier caso, la sostenibilidad en la edificación empieza desde el primer momento de construir una casa. Por ejemplo, cada tonelada de cemento que utilizamos emite al medio ambiente una tonelada de CO2. Estamos hablando del 5% del balance total de emisiones mundiales.

Para lograr reducir la huella de carbono o el impacto asociado a la construcción de un edificio es importante trabajar con materiales que requieran un menor uso de energía tanto en la obtención de las materias primas como en su manufacturado.

Además, es fundamental dotar a los edificios de fuentes renovables de energía a la vez que se introducen materiales sostenibles en la construcción. Materias primas naturales como pueden ser las fibras vegetales o piedras.

La directora ejecutiva adjunta del Programa de la ONU para el Medio Ambiente y subsecretaria general de las Naciones Unidas, Joyce Msuya, ya decía hace más de dos años que era fundamental una transformación radical en la forma en que hacemos edificios y construcciones. Solo necesitamos observar las normas actuales y la calidad de muchos edificios para darnos cuenta de que podemos hacerlo mucho mejor. Necesitamos ser más exigentes en la construcción de edificios ecológicos y eficientes, agregó.

Hoy ya es posible calcular la huella de carbono que va a suponer la construcción de un edificio para intentar ser más eficientes y sostenibles. En Baleares, por ejemplo, el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Mallorca dispone del Libro de Precios de la Construcción, una herramienta de referencia entre los profesionales del sector de la construcción, que, desde este año, permite, en su versión digital, calcular la huella de carbono de los materiales utilizados en construcción a la hora de elaborar un presupuesto para aquellos interesados en realizar una reforma, rehabilitación u obra nueva.

En Aragón en pocos meses verá la luz el formato digital del Libro del Edificio Existente, una herramienta que será fundamental para conocer el estado energético de los edificios, sus tareas de mantenimiento anual y las mejoras que debe acometer para lograr ser eficiente y cumplir con estándares que se demandan desde la Unión Europea.

 

¿Quieres que te ayudemos?

A la hora de realizar una reforma que nos permita, reducir las emisiones de CO2, ahorrar energía y mejorar el confort de nuestro hogar es muy importante escoger profesionales que nos ayuden a elegir los materiales adecuados y lleven a cabo las actuaciones pertinentes.

Confía la rehabilitación de tu vivienda a un arquitecto técnico. Nuestros técnicos profesionales te asesorarán sobre cuáles son las soluciones más adecuadas en cada caso y harán que la reforma de tu vivienda sea todo un éxito.

En Obras con Garantía ponemos a tu disposición más de 200 profesionales colegiados que te ayudarán en todo lo que necesites.

Contamos, además, con la garantía del correspondiente Colegio Profesional de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación y con más de 1.000 clientes satisfechos que pueden hablar por nosotros de su experiencia.

Haciendo clic en este enlace accederás a más información sobre el aislamiento ecológico y otras reformas en tu vivienda. Además, podrás pedir hasta 3 presupuestos gratis de profesionales altamente cualificados de tu zona. Compara ofertas, valora a los técnicos y elige el mejor presupuesto.


Seguir leyendo
Reportajes 08/10/2021 13:49:22

amianto

Ante la presencia de materiales con amianto, ¿qué hay que hacer? ¿Es necesario eliminarlo o no? Son dos preguntas que nos hacemos cada vez más a menudo en obras de rehabilitación o inspecciones de edificios. 

La intervención, de acuerdo a las indicaciones y recomendaciones que sobre el tema realizan las Administraciones, serían las siguientes.

Una vez detectada la presencia de materiales con amianto, para determinar si es necesario retirarlo o no, es necesario considerar dos situaciones:

Si lo que se encuentra, está en buen estado, no está sometido a manipulaciones, ni a la acción de vibraciones, roces, corrientes de aire, humedad o golpes, y su manipulación no presenta un riesgo de emisión de fibras el ambiente. Sólo en este caso se podría considerar no retirarlo hasta el fin de su vida útil o dejarlo instalado hasta su eliminación.

Cuando el material presenta riesgo de desprendimiento de fibras de amianto, por su estado de conservación, se deberá eliminar para evitar la emisión de fibras.

La toma de decisión requiere de un estudio previo en el que será necesario considerar la ubicación, la friabilidad, el estado del material, la accesibilidad al mismo y el uso de la zona afectada.

  1. En relación a su ubicación, es necesario realizar un plano detallado de la ubicación del amianto indicando su extensión y variedad.
  2. Es necesario también evaluar la facilidad de emisión de fibras al ambiente. Podemos distinguir diversos tipos de productos con amianto: los depósitos, los aislamientos térmicos, el cartón-amianto y, en menor grado, ciertas placas de falso techo, en las que las fibras de amianto están ligadas débilmente.
  3. El estudio evaluará también el grado de conservación del material. La presencia de grietas, humedades, desconchados, desgastes, etc.
  4. También se debe considerar si la zona con amianto es de fácil acceso, y por tanto el contacto con el material se puede producir de forma accidental, por ejemplo zonas de paso, cubiertas accesibles, etc; o si el contacto directo con el amianto sólo se puede producir de manera intencionada.
  5. Consideraremos también factores que puedan incidir en la posibilidad de emisión de fibras de amianto en el ambiente: la degradación de los materiales (revestimientos exteriores, tejados, aislamientos térmicos, etc.), la posibilidad de recibir golpes, vibraciones, corrientes de aire, manipulaciones en operaciones de mantenimiento, filtraciones y condensaciones de agua, etc.
  6. Y finalmente es importante valorar la utilización presente y futura del espacio, la instalación o la maquinaria y, especialmente, se tendrá especial cuidado en las operaciones de reparación y mantenimiento, en los puntos con amianto o en sus proximidades.

La ponderación de todas y cada una de las variables enunciadas en el apartado anterior, nos dará un conocimiento muy aproximado sobre la posibilidad de emisión de fibras de amianto en el ambiente, que nos permitirá actuar sin necesidad de ningún tipo de muestreo ambiental.

Por ejemplo, en situaciones donde se aprecia material friable degradado, debemos actuar directamente, dado el riesgo de exposición a fibras de amianto. Recordemos que los principios preventivos del artículo 15 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, 31/1995, nos dice que, en primer lugar, debemos evitar los riesgos y, después, evaluar aquellos que no se puedan evitar.

Como norma, no reparar el material que contiene amianto. Sólo se decidirá esta opción si la evaluación anterior nos indica que hay una posibilidad baja de que pasen fibras al ambiente. Es imprescindible, en este caso, hacer controles periódicos para garantizar que no se modifica esta situación.

En función del resultado de este estudio elegiremos una de las tres intervenciones indicadas abajo:

  1. Estabilización
  2. Confinamiento
  3. Retirada del amianto o eliminación

En las dos primeras, la intervención se lleva a cabo para evitar la liberación de fibras al ambiente. La tercera consiste en retirar o eliminar el amianto.

 

Estabilización

Esta operación se hará cuando el material no está degradado y queremos asegurar la durabilidad.

Consiste en aplicar, mediante proyección aerográfica y/o inyección, un material elastómero, en forma líquida, sobre el material de amianto para reducir la posibilidad de liberar fibras de amianto al ambiente. Esto se consigue, bien creando una membrana sobre la superficie (estabilización cobertera), o penetrando dentro del material y ligando los componentes (estabilización penetrante).

Hay diferentes productos comercializados como sellantes del amianto. En general, son composiciones a base de polímeros en dispersión acuosa que penetran e impregnan rápidamente todos los tipos de amianto, incluida la amosita y la crocidolita.

Un buen sellado debería ser capaz de absorber los impactos sin alterar su integridad, proporcionar un sellado elástico, ofrecer un buen comportamiento al fuego y tener una buena resistencia al paso del tiempo. Evidentemente no pueden afectar a la salud de las personas.

El punto débil de este tratamiento es la poca o nula resistencia mecánica del material estabilizado. No es aconsejable si el material puede recibir golpes durante su uso.

En ningún caso se debe pintar sobre el material con amianto, ya que el remedio puede ser peor que la solución. La pintura puede arrancar el material o emitir más fibras al aire. Hay que hacer pruebas de idoneidad para el producto antes de aplicarlo y establecer la durabilidad del tratamiento y las operaciones de mantenimiento a efectuar.

Esta operación limita la liberación de fibras en el ambiente, pero no limita la accesibilidad del material de amianto a las personas que ocupan el edificio. El costo de la aplicación es moderadamente bajo, aunque hay que llevar a cabo inspecciones periódicas para garantizar su buen estado.

 

Confinamiento

Es una barrera física entre el material que contiene amianto y las personas que ocupan el edificio, mediante una nueva estructura. Por ejemplo un falso techo, tabiques, recubrimientos de PVC o de acero en tuberías.

Esta solución no se puede utilizar cuando el soporte no es lo suficientemente consistente o se prevean trabajos de mantenimiento o de rehabilitación posteriores.

Esta opción puede ser utilizada conjuntamente con la estabilización.

Aunque el coste de esta alternativa sea más económico, implica un aumento de coste suplementario para los trabajos posteriores de mantenimiento y de retirada del amianto que, antes del derribo, es obligatorio hacer. Hay que llevar a cabo inspecciones periódicas para garantizar su buen estado.

 

Retirada del amianto

La retirada del amianto implica la eliminación de los Materiales Con Amianto (MCA), lo que supone evitar definitivamente los problemas de contaminación de fibras de amianto causados por la degradación de los MCA y los problemas de los trabajos de mantenimiento o de rehabilitación posteriores.

La retirada de MCA es la solución más extendida y la única para edificios e instalaciones antes de ser derribados, como indica el artículo 11.1.a del RD 396/2006: "En todo caso se eliminará el amianto de los materiales que lo contengan antes de comenzar cualquier operación de demolición, excepto cuando hacerlo implique mayor riesgo para los trabajadores"

La retirada la pueden realizar únicamente empresas autorizadas por la Administración, siguiendo las indicaciones del Plan de Trabajo, especialmente en lo que se refiere a los EPIs (Equipos de Protección Individual) y las condiciones de desmontaje, almacenamiento y transporte del material eliminado.

Un caso muy particular pero también muy extendido es el de las cubiertas de fibrocemento.

La Administración desaconseja doblar -cubrir- las cubiertas de fibrocemento, superponiendo sobre ellas cubiertas metálicas o de otros materiales. La razón es la siguiente:

  • En primer lugar, hay riesgo de que las placas de fibrocemento que se quieren doblar se rompan al transitar y trabajar sobre ellas.
  • En segundo lugar, al cubrir la existencia de las placas de fibrocemento en naves industriales, dependencias o locales, incrementa el riesgo de inhalación de fibras de amianto. Esto puede ocurrir, por ejemplo, si posteriormente se hacen manipulaciones o reparaciones en la cubierta sin conocer la presencia del amianto -en particular en los casos que se produzca un cambio de propietario.
  • Finalmente, la presencia de la cubierta de fibrocemento original, condiciona cada operación que se efectúe posteriormente, como podría ser la realización de una salida de ventilación o el montaje de cualquier instalación. La presencia del amianto representa un riesgo potencial.

Si a pesar de esta recomendación una empresa, previamente inscrita en el RERA, pretende doblar una cubierta de fibrocemento de la que aparentemente no se desprenden fibras de amianto, debe solicitar a la Autoridad Laboral la aprobación de un Plan de Trabajo, ya que la normativa obliga a presentar este plan para cualquier operación y actividades en las que los trabajadores estén expuestos a fibras de amianto o materiales que lo contengan, o sean susceptibles de estar expuestos.

En el caso específico de las operaciones de doblar cubiertas, el Plan de Trabajo, además de su contenido general, debe incluir los siguientes elementos:

  1. Certificación de un técnico titulado conforme la cubierta de fibrocemento está en correcto estado de conservación y no se desprenden fibras de amianto.
  2. Relación de las medidas que se adoptarán para reducir al mínimo el riesgo de que en un futuro puede originar la presencia del fibrocemento, tales como la disposición de etiquetas o carteles de aviso de dicha presencia, o bien la redacción de procedimientos de trabajo en previsión de actuaciones posteriores que afecten la cubierta de fibrocemento.

Ayudas a la financiación de la retirada de productos que contengan amianto.

Normalmente cada comunidad abre anualmente una partida de ayudas económicas para la retirada de productos que contienen amianto.

Para comprobar si podemos acceder a ellas debería consultarse con nuestra comunidad autónoma.

¿Quieres que te ayudemos a mejorar tu edificio o vivienda?

A la hora de poner en marcha una reforma es muy importante escoger los profesionales que la llevarán a cabo y que nos ayudarán a su planificación.

Confía la rehabilitación de tu vivienda a un arquitecto técnico. Nuestros técnicos profesionales te asesorarán y ayudarán en todo lo que necesites.

En Obras con Garantía ponemos a tu disposición a más de 200 profesionales colegiados que pueden evaluar las características de tu vivienda o edificio, analizar las carencias y proponer las mejoras que, técnica y económicamente, sean más adecuadas en cada caso y harán que la reforma de tu vivienda sea todo un éxito.

Contamos, además, con la garantía del  correspondiente Colegio Profesional de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación y con más de 1.000 clientes satisfechos que pueden hablar por nosotros de su experiencia.

Nuestros expertos te asesorarán en todo momento para que puedas llevar a cabo la rehabilitación de tu vivienda de la manera más profesional y eficiente. Además, podrás pedir hasta 3 presupuestos gratis de profesionales altamente cualificados de tu zona. Compara ofertas, valora a los técnicos y elige el mejor presupuesto.


Seguir leyendo
¿QUÉ NECESITAS?

Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@obrascongarantia.com.

¡Rápido, gratis y sin compromiso!
Caja Ingenieros
Anunciado en:

Categorías



Obrascongarantia.com es el portal donde conseguir presupuestos y precios de obras, reformas y certificados en Mallorca, Tarragona y Zaragoza